Feeds:
Entradas
Comentarios

Solicitar: “Pedir algo con diligencia y cuidado, pedir algo de manera respetuosa, instar, urgir“. Pedir: “Rogar o demandar a alguien que dé o haga algo, de gracia o de justicia; requerir algo, exigirlo como necesario o conveniente; querer, desear o apetecer”. ¿En qué se diferencian? ¿Qué hace Rafaela, pide o solicita a su rival, con la mirada humillada, que le concierte una visita? Si pide, le ruega, demanda una gracia. Si solicita, lo hace con cuidado, con respeto, y a la vez le insta, es urgente, de lo contrario no se habría rebajado. En realidad le ruega una gracia. Quede pues en pedir.

Anuncios

Quiero decir que somos esclavos de nuestra personalidad pero no acaba de gustarme esta palabra. Esclavo es “Completamente sometido a un deber, pasión, afecto, vicio, etc., del que es incapaz de independizarse”. Cautivo, “Prisionero o retenido en un lugar a la fuerza”, o sea, un grado menos de dependencia (¡cómo impresiona el “completamente”). Siervo es ” Persona sometida totalmente a la autoridad de otra o de alguna cosa”, otro sometimiento absoluto, se diferencia de esclavo por la palabra autoridad, por esto quizás suena tanto a sometimiento voluntario, en contra de esclavo, que suena a contra su voluntad. Sí podemos independizarnos de nuestra personalidad, algo al menos, así que cautivos es mi elegida.

Busco un matiz que desconozco. Quiero descubrir mediante un verbo qué sensación es la que ocurre cuando se hace el silencio en una comida porque ha habido una dura conversación. Me viene a la cabeza que el silencio “invade” el comedor, pero quiero sacarle más juego. Su sinónimo asediar significa “Cercar un punto fortificado, para impedir que salgan quienes están en él o que reciban socorro de fuera, o importunar”. También puedo utilizar violentar, domina, toma, ocupa. Descubor allanar, ¡me gusta!, es muy polisémico: “Dejar o poner expedito y transitable un camino u otro lugar de paso; Entrar en casa ajena contra la voluntad de su dueño; Entrar en casa ajena contra la voluntad de su dueño; Pacificar, aquietar, sujetar (en desuso); Conformarse, avenirse, acceder a algo”. Voy a ver si suena bien en el texto y que cada uno lo entienda como pueda.

El jovent: «La juventud. S. XIV: d’un ll. vg. juventus, -i, fruit d’una transacció entre el ll. cl. juventa ‘edat jove’, juventas, -atis ‘edat jove, força de la joventut’ i juventus, -utis ‘edat jove, conjunt de joves’». De grec.net

bajà -ana

[s. XIV; del ll. bajanus ‘natural de Baiiae‘, ciutat de la Campània, coneguda per les insípides fabae bajanae posades en remull, d’on ‘tou d’intel·ligència’]”. De grec.net

Hay normas para distinguir entre apodos o motes, sobrenombres y seudonimos. El apodo va separado con coma y en minúscula el conector. Pero cuando el apodo es el que le pone una persona en concreto, no por el que se le conoce… ¡estoy vendida! Porque si lo pongo en cursiva o entre comillas, para subrayar esta cualidad, parece que desconozco las normas. Y tampoco aporta información clara. Voy a tener que explicarlo.

Foro Centro Virtual Cervantes.

La nueva Ortografía de la lengua española de la Real Academia Española (Madrid, 1999) ofrece un cambio en la acentuación de las formas verbales con pronombres enclíticos. En la Ortografía de la lengua española (pp. 52-53), se simplifica todo el sistema, adaptando estos casos a las normas generales de acentuación del español, y así puede leerse:

«Las formas verbales con pronombres enclíticos llevan tilde o no de acuerdo con las normas generales de acentuación.»

Y, de este modo, tendríamos que modificar algunos de los ejemplos anteriores:

cayó + se = cayose
da + le = dale
fui + me = fuime
partió + se = partiose

Mientras que no cambiará, como es lógico, cuando se trate de las formas verbales acompañadas de dos enclíticos:

di + me + lo = dímelo
da + se + lo = dáselo
habiendo + se + nos = habiéndosenos

Foro Centro Virtual Cervantes.